¡SALUD Y REPÚBLICA!. Contacto: cafunsa@hotmail.com

sábado, 7 de julio de 2012

Más información sobre la Conferencia de la Memoria Histórica el 12 de Julio en Santander.

CONFERENCIA SOBRE LA MEMORIA HISTORICA. HISTORIADOR INVESTIGADOR: FLOREN DIMAS.

El 12 de Julio, Jueves, a partir de las 20:00h.
Lugar: Salón de actos de CC.OO de Santander. Calle Santa Clara, nº5. Santander. Cantabria.

Entrada libre.

Más información:



SINOPSIS DE LA CONFERENCIA DE FLOREN DIMAS*





La conferencia de Floren Dimas versará, sobre cómo han percibido las asociaciones memorialistas españolas, el proceso de génesis y aplicación de la Ley de la Memoria Histórica (LMH), las diferentes corrientes que se han creado entre ellas, la federación de intereses, sus proyectos inconfesados, así como la red de complicadas complicidades forzadas entre centros gubernamentales, grupos políticos y determinados agentes sociales, parasitarios de las subvenciones públicas, con una consecuencia para muchos insospechada: mantener la impunidad de los crímenes franquistas, y con ello, impedir los beneficios para las víctimas, que sin embargo sí se contemplan para otros colectivos, como sucede con la Ley 29/2011 de reconocimiento y protección integral a las víctimas del Terrorismo.





En la última etapa del primer gobierno de Zapatero, el gobierno socialista promulgó la ley 52/2007, conocida por Ley de la Memoria Histórica (LMH), proponiéndola como el marco legal, para solucionar “los flecos” dejados por la Ley de Amnistía de 1977, entre personas perseguidas por su ideología republicana.



Recibida con esperanza por gran parte de las asociaciones memorialistas y de víctimas del franquismo, bien pronto quedó de manifiesto las carencias en que incurría, poniéndose al descubierto la existencia de una estrategia con varios objetivos: controlar a las asociaciones dificultando su cohesión como movimiento social memorialista de carácter pro republicano, haciéndolo dependiente de las subvenciones públicas y promoviendo una gran campaña de exhumaciones extrajudiciales.



El “caso Garzón” en relación con este asunto, se produce tras el archivo por varios jueces territoriales, de las denuncias por la existencia de fosas comunes con restos de víctimas de la represión franquista. El sumario abierto por este juez, desata una gran polémica con varios componentes mediáticos, que implican a los tres poderes del Estado, con fines contradictorios entre sí.



La sentencia del Tribunal Supremo de 27 de febrero, absolviendo al juez Garzón, ha sido una gran derrota para cuantos ansiaban que la justicia hiciera la luz en relación con los crímenes franquistas, al tiempo que reconocía el final de la vía judicial en España para obtener Verdad, Justicia y Reparación y señalaba a la Ley de la Memoria Histórica, declarándola subsidiaria y reforzando la vigencia de la Ley de Amnistía de 1977. La misma categoría de leyes de impunidad que han sido derogadas en Chile, Argentina, Bolivia, Perú y demás naciones que han  sufrido en el siglo XX guerra civiles, con consecuencias análogas a las causadas por la Guerra Civil Española.



28 de junio 2012





(*) Floren Dimas es oficial reservista del Ejército del Aire. Investigador de historia militar y pionero en el estudio de la represión judicial franquista, ha publicado multitud de artículos que pueden consultarse en internet, así como presentado varias comunicaciones en congresos y encuentros de investigadores. Tiene muy avanzado su proyecto de publicación de “La represión franquista en la Región de Murcia”. En 1995 fundó la primera asociación memorialista registrada en España “Caídos por la Libertad” en la Región de Murcia. Es miembro de la junta directiva de AGE, y entusiasta defensor de la doctrina del Equipo Nizkor, contra la impunidad de los delitos de lesa humanidad.


LA LEY DE LA MEMORIA HISTÓRICA, UNA ESTRATEGIA

PARA LA IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO.



Por Gregorio Dionis y Floren Dimas



S I N O P S I S  D E  L A  CONFERENCIA






La ley de amnistía de 1977, no solo permitió dejar en libertad a los miles de presos políticos encarcelados por el franquismo; significó también la impunidad para todos los crímenes, perpetrados durante y tras la guerra civil por el bando vencedor.



Las medidas previstas en dicha ley para los vencidos, solo contemplaron el restablecimiento del statu quo administrativo, que los funcionarios civiles y militares al servicio de la II República, disfrutaban antes de la medidas represivas que les fueron aplicadas, así como el señalamiento de haberes pasivos a los jubilados y a sus viudas y,  en algunos casos, a sus huérfanos. Al propio tiempo, aquella ley no tuvo una mirada retrospectiva de reproche, ni reservaba ninguna medida penal, para uno solo de los decenas de miles de servidores del franquismo, que se entregaron voluntaria y gratificadamente, a aquel programa de exterminio físico y moral de sus adversarios ideológicos.



Así, el asesinato de decenas de miles de republicanos españoles y su reguero de enterramientos clandestinos y desaparecidos, y el silencio social e institucional que rodeó aquellos hechos, quedó sellado con voluntad de dejar impunes para siempre aquellos crímenes, dejando en el más vergonzoso abandono, la memoria de las víctimas y la de sus familiares, dejando plagada España de fosas comunes en barrancos y cunetas. Treinta años más tarde, el gobierno socialista del presidente Zapatero, promulga la Ley 56/2077, conocida por Ley de la Memoria Histórica (LMH), postulada desde instancias oficiales como una ley de reparaciones, para cubrir las injusticias no resueltas por la ley de amnistía.



Anunciado a comienzos de 2004, el propósito de constituir una Comisión Interministerial para estudiar dichas reparaciones, y hasta su promulgación cuatro años después, se desató una polémica que polarizó a partidarios y detractores de dicho proyecto de ley, permaneciendo en vía muerta durante casi dos años, por falta de consenso entre los diferentes grupos parlamentarios, hasta que IU rompió este impasse, ofreciendo al gobierno su apoyo parlamentario, al precio de renunciar a su hasta entonces innegociable condición: que se anularían todas las sentencia de los tribunales represores franquistas, madre jurídica de las reivindicaciones de “Verdad, Justicia y Reparación”, que se vieron así definitivamente conculcadas.



La génesis de la LMH, la actuación de la Comisión Interministerial, las negociaciones

-oficiales y secretas-, entre los partidos parlamentario, los objetivos reales de la LMH, las campañas mediáticas de los sectores conservadores, el papel de las asociaciones memorialistas y de víctimas del franquismo, las carencias de la Ley y sus intenciones soterradas, ratificadoras y subsidiarias de la ley de Amnistía de 1977, son temas que serán tratados por el ponente, orientando su intervención a poner de manifiesto, la gravísima responsabilidad en la que incurre el estado español y los sucesivos gobiernos implicados, desde la transición hasta nuestros días, al incumplir a sabiendas la legislación internacional sobre Derechos Humanos y contra la impunidad, que el estado español tiene suscrita y ratificada y que es, además, de obligado cumplimiento, al haber sido incorporadas al ordenamiento legal del estado (art. 96 de la Constitución Española de 1978).



La apertura del caso de los crímenes franquistas por el juez Garzón, su posterior procesamiento por denuncia de un sindicato ultraderechista, así como la sentencia de la Audiencia Nacional, y sobre todo, las recientes resoluciones del Tribunal Supremo por este y otros motivos relacionados, acreditan la vigencia y oportunidad de la doctrina jurídica expresada por el Equipo Nizkor, que es la base y el eje argumental que inspira la propuesta y desarrollo de la conferencia de Gregorio Dionis y Floren Dimas, que aquí se propone.



Lorca, 12 de Junio de 2012.















Gregorio Dionis es presidente del Equipo Nizkor, organización de juristas sin ánimo de lucro, distinguida en la defensa de los Derechos Humanos, en áreas devastadas por conflictos civiles, especialmente en países latinoamericanos como Argentina, Chile, Colombia o Perú. El Equipo Nizkor, promovió el proceso a Pinochet y al comandante argentino Alfredo Scilingo, habiendo sido presentada y aceptada recientemente una querella en la Audiencia Nacional (Juzgado de Instrucción nº 2) contra el ex SS John Demjanjuk, miembro de la guardia del campo de concentración de Mauthausen, donde fueron asesinados cuatro mil republicanos españoles.



Floren Dimas, es oficial reservista del Ejército del Aire, ha sido presidente de la primera asociación memorialista, “Caídos por la Libertad, registrada en España. Realiza trabajos de investigación sobre Historia Militar del Ejército Republicano y sobre la represión franquista, en la Región de Murcia. Es miembro de la junta directiva de AGE (Archivo Guerra Civil y Exilio).
















No hay comentarios:

Publicar un comentario